Blog

Los productores luchan para salvar la cría del porco celta

Los productores luchan para salvar la cría del porco celta

La lluvia no impidió a un grupo de la Asociación Porco Celta Manzaneda revivir los trabajos de la matanza tradicional. La que sedesarrolló en la novena edición de las Xornadas Gastronómicas e de Recuperación do Porco Celta fue una de las primeras de una campaña que se generalizará en el puente de diciembre. La iniciativa de la Asociación Porco Celta de Manzaneda, que dirige Juan Hervella, tiene un fin principal: promocionar una raza de cerdo, cuyos productores no atraviesan su mejor momento.

Las estimaciones que maneja Asoporcel (Asociación de Criadores de Ganado Porcino Celta) apuntan a la existencia de una decena de explotaciones en la provincia, superando ligeramente el centenar las de Galicia. El colectivo inició la revisión del censo de granjas por considerar que los números del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) superan a los reales. El Mapama habla de 3.620 ejemplares y 304 productores en 2015, continuando un retrocesó que comenzó después de 2012, cuando alcanzó su pico más alto, con 4.591 animales y 359 criadores.

Ciertas o no las cifras del Ministerio, la realidad es que las granjas de porco celta atraviesan una etapa difícil. "Pecharon moitas", comentó Juan Hervella. "O problema é o precio. O porco, hai que vendelo caro", añadió. Los ejemplares de esta raza son vendidos a 3 euros por kilo, en canal, cuando por el cerdo blanco no se pagan más de 2,60 euros. "O precio case é o mesmo e o rendemento é moito menor", dijo el presidente de la asociación que organiza las Xornadas. A este menor rendimiento hay que añadir un mayor tiempo de los animales en la explotación, pues si un ejemplar de cerdo blanco precisa 8 meses para subir de 100 kilos, el porco celta necesita 14.

En todo caso, los ejemplares de porco celta no son los más caros. Los superan los de cerdo ibérico, por los que hay que pagar, al menos, 50 céntimos más por kilo de canal, según apuntaron en Asoporcel. La calidad reconocida al ibérico enjuga el rechazo de su elevado coste, pero también la posee la raza gallega: "La calidad de la carne, teniendo en cuenta los parámetros de color, jugosidad y dureza, ha proporcionado unos resultados que permiten afirmar que el músculo de este cerdo presenta unas características muy favorables, tanto para su consumo en fresco como para la preparación de productos semielaborados, elaborados y curados", dice del porco celta la Administración.

Así las cosas, Juan Hervella echa más promoción de una carne que, en 2016, recibió el primer sello "100 % raza autóctona", que creó el Ministerio de Agricultura. "Falta dala a coñecer. Á xente que a proba gústalle, dijo. La promoción es, precisamente, el primer objetivo de las Xornadas y en su financiación colaboran el Concello de Manzaneda y el Inorde, de la Deputación Provincial. Alcalde y gerente, Félix Domínguez y José Manuel Rodríguez, respectivamente, inauguraron las jornadas. Minutos después, el directivo del Inorde resaltó la apuesta de esta entidad "polos recursos autóctonos".

Fuente: La Región

Entrada publicada: 14/11/2016

Volver