Blog

Los productores de porcino valoran el plan de cruce de razas, pero lo ven a largo plazo

Los productores de porcino valoran el plan de cruce de razas, pero lo ven a largo plazo

Los productores de cerdo dezanos respaldan el proyecto del Concello de Lalín relativo al cruce de razas porcinas para alcanzar una animal con unas condiciones mejores para la gastronomía, tomando como referencia el porco celta. Las Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADS) de Silleda y la de Deza, con sede en Lalín, son las organizaciones representativas del sector y, aunque sostienen que la propuesta científica puede ser ventajosa, advierten de que las conclusiones llegarán muy a largo plazo.

Felisindo Mon preside la ADS dezana, que aglutina productores de Lalín, Rodeiro, Dozón, Agolada y algunos trasdezanos y sostiene que el cruce de razas puede ser positivo. "Cuando sale una línea nueva casi siempre es interesante, pero está claro que esto va para largo". Mon ve clave que para el desarrollo de lo cruces se tome como referencia el porco celta en las madres, mientras que, a su juicio, el denominado macho finalizador, podría salir de las razas ya existentes, y que entrarán en este proceso de investigación, pietrain o landrace. "Para el cerdo celta, salvo algunos casos, no hay mucho mercado, pues es un animal que tiene mucha grasa y la industria prefiere otras razas". Mon pone como ejemplo algunas empresas cárnicas lalinenses, de las más importantes de Galicia, que realizan sus elaborados con landrace (hembras) y machos de la raza pietrain,en el proyecto lalinense también se recurrirá a machos de las razas duroc y mangalica.

"La idea parece bien enfocada", resalta el presidente de la ADS de Silleda, Luis Vidal. Este productor coincide con Mon en que el proceso será largo, pero "todo lo que se haga en este sentido va a ser bueno". Dice que la tendencia cambiante, en ocasiones, del mercado podría dejar un espacio para este nuevo modelo de cerdo y que quizá pueda tener cabida en pequeñas explotaciones tradicionales. La propuesta inicial del Concello pasa por que las explotaciones sean en estabulación libre.

El sector del porcino en las comarcas tiene un notable peso, aunque algunos productores tuvieron que hacer fuertes inversiones para cumplir con la ley de bienestar animal. Según el último censo de la Xunta, las explotaciones dezanas cuentan con 249.095 cabezas, de las que 235.717 son de cerdos de cebo y las restantes 13.378 de madres. En Tabeirós el censo es solo de 10.599 animales, de los que 8.486 son de cebo.

Fuente: Faro de Vigo

Entrada publicada: 12/04/2014

Volver