Blog

El Porco Celta encuentra mercado en las matanzas

Ejemplares de porco celta criados en los montes de Beariz

El descenso progresivo de la cría de cerdo casero está beneficiando el proyecto que emprendían el pasado año los vecinos de Beariz, impulsores de una explotación de porco celta, abriendo mercado hacia los particulares interesados en adquirir un ejemplar, fundamentalmente en esta época en la que tradicionalmente se realizan las matanzas.

La tímida inmersión en este terreno durante el pasado año les supuso una venta de aproximadamente 30 animales, que en estos momentos ya han superado con creces, alcanzando el medio centenar de encargos, que se iniciaban durante el pasado mes de noviembre y se extienden hasta febrero del próximo año.

Uno de los responsables de la explotación, José Balboa, también concejal del grupo de gobierno de Beariz, institución que apoya esta iniciativa ganadera, valoraba el hecho de que 'el 90% de los compradores del pasado año han repetido y a ellos se están sumando otros muchos'.

La demanda procede fundamentalmente de distintos lugares de la costa de Pontevedra, pero también de la provincia de Ourense, y más concretamente de la comarca de Carballiño. Una gran parte de la producción del porco celta de este municipio de Beariz se destina a la elaboración de embutidos, para lo que cuentan con una empresa carballiñesa, que transforma tres cabezas por semana y, además de la demanda industrial de carne, ahora se abre este nuevo camino con el aumento progresivo de compradores particulares.

José Balboa asegura que con esta nueva vía de comercialización junto con la destinada a embutidos ya tienen cubierto el 80% de la producción anual.

Los particulares pueden elegir entre varias alternativas, ya sea adquiriendo vivo el animal, a cuatro euros el kilo, o con la transformación parcial o completa.

Entrada publicada: 08/12/2012

Volver